martes, 26 de junio de 2012

¿CÓMO SABER SI ALGUIEN CONSUME DROGAS?

¿CÓMO SABER SI ALGUIEN CONSUME DROGAS?
El enganche de niños y adolescentes a las drogas se da en edades de 11 a 12 años, cuando los niños empiezan a destetarse y a salir del control familiar.
Es la etapa de socialización fuera del hogar, en que empiezan a hacer sus amiguitos y a querer estar fuera del hogar.
Allí es que actúan los narcos reclutando a sus víctimas.
El niño, curioso, busca experimentar cosas ajenas al control y la vigilancia familiar.
Y desarrolla la capacidad de esconder y mantener en secreto cosas.
Y a desarrollar lealtades ajenas a los padres y hermanos.
Esa etapa, que es natural en el desarrollo psicológico del niño, es aprovechada siniestramente por los narcotraficantes para iniciar al niño en el consumo de drogas.
Y los llevan a experimentar no sólo las drogas, también el sexo.
A sentirse parte de una fraternidad, de un grupo: aceptado, valorado, fuera del núcleo familiar.
Los padres, por lo general, que todavía los ven como niños, sin darse cuenta de lo que sucede, y agobiados, como viven, por producir el peso y sacar adelante financieramente sus hogares, no prestan suficiente atención a los cambios de conductas que señalan que el niño ha caído en las garras del narco.
Atribuyen al proceso de pasar a la adolescencia los cambios en el comportamiento.
Hasta que sus hijos ya están totalmente atrapados.
Cuando quieren venir a reaccionar, puede que sea muy tarde.
Normalmente, lo descubren fruto de los pequeños hurtos que van ocurriendo, en la medida en que el niño o la niña roban para sufragar sus vicios, mientras ponen cara de inocencia para ocultar su acción.
De ahí en lo adelante empieza un batallar que muchas veces es casi inútil, pues el vicio y las inconductas mantienen atrapadas a las personas.
Hemos visto hijos de multimillonarios vueltos nada por las drogas.
Aquí, en República Dominicana, es difícil que una familia clase media o media alta o de clase alta no tenga más de un caso de adicción crónica, hasta que les dan como caso perdido y los toleran.
Y son esos mismos los que promueven que las drogas se legalicen y se les permita consumirlas públicamente.
Y andan entusiasmados porque es prácticamente una ofensiva mundial, con mucho respaldo oculto.
A mí me tiene sin cuidado lo que los gobiernos decidan. Yo estoy contra esa medida. Punto.
Y me opondré a ella porque enganchar a menores de edad y destruirles sus vidas no me parece positivo, ni permisible, ni aplaudible.
Todo lo contrario.
Aquí les comparto una información sobre cómo detectar si su hijo o hija ha sido "enganchado" por los narcos:
http://www.entremujeres.com/vida-sana/salud/hijo-consume-drogas-drogadiccion-adicciones-marihuana-cocaina-signos-pautas-sintomas_0_260973925.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada